fbpx

La experiencia del espacio

29 agosto 2018

Quiero compartir una reflexión que cada vez más profesionales del espacio se hacen:
¿Qué experimenta el usuario de un espacio?

Entró y enseguida se sintió acogido por el espacio, parecía que algo lo seducía, tenía ganas de estarse un buen rato allí, enseguida el olor le transportó a aquel verano en casa de los abuelos. Larga y cálida tarde de verano. La abuela, Pablo y él picando almendras en el porche de poniente. Por un instante percibió cómo sus músculos adoptaban la posición de aquel anochecer de verano, la respiración se volvió pausada y continua, haciendo aquellas pequeñas cosquillas arriba en el pecho que tanto le gustaba sentir. Casi podía percibir el propio ronroneo igual que un gato cuando es acariciado.



Los ojos se le medio cerraron e inesperadamente hizo un suspiro profundo…Aquel olor… olor seco de pinar en verano… pero también la temperatura…y el sonido amortiguado
de calicha, de serenidad, murmullos apagados que te hacen compañía…

El crujido del suelo al andar lo devolvió al presente y se dio cuenta del silencio. Silencio mortecino con pausas de sonido.

El techo ondulaba sobre su cabeza y, juguetón, lo invitaba a recorrer el espacio. Despertada la curiosidad por la pared más próxima, la acarició, la textura caliente y rugosa lo transportó otra vez pero ahora no era ningún lugar concreto, ahora le parecía tocar césped secado por el Sol.
Las sillas y las mesas muy alineadas, la cocina al fondo con el aspecto de un híbrido de laboratorio y taller.  El trajín de los cocineros, muy concentrados, haciendo su trabajo.



-siempre me ha fascinado captar, sin que se dé cuenta, alguien trabajando con intensidad y a conciencia. Captar en otros el momento de máxima presencia.
Puedes casi captar cómo el mundo desaparece alrededor suyo, notas su respiración, sus movimientos precisos y los ruidos silenciosos.- reflexionó.



Todavía faltaban cinco minutos para que llegara, quería escoger una buena mesa porque aquella reunión prometía ser larga.

Estiró la cabeza y la movió despacio y lo tuvo claro, la mesa del lado de la ventana era la mejor y estaba libre.

A medida que se iba acercando al rincón escogido el rumor que intuyó desde un principio se iba haciendo más claro y distinguible, los mirlos picaban las semillas del almez del patio de al lado, era divertido escuchar el diálogo que los dos pájaros mantenían. Absorto con los pájaros puso la palma de la mano sobre la mesa justo donde un rayo de Sol de mediodía lo calentaba, le sorprendió la calidez y acariciando la madera comprobó el buen trabajo del carpintero, se notaba el poco tiempo que hacía que lo habían encerado y la sensación de piel de manzana pulida con trapo de lana lo transportó de nuevo a casa de los abuelos, esta vez era otoño y el olor a cera de abejas todavía acentuaba más el recuerdo.
La silla al moverla no hizo nada de ruido, era ligera y fácil de coger y sus patas eran amigas del pavimento que lo rozaban amablemente.



Sólo después de sentarse se dio cuenta de que hacía rato que Billie Holiday sonaba tímida desde un rincón por encima del su cabeza cerca de la cocina, su sonido ahogado acompañaba y completaba la experiencia.



Ella entró con una sonrisa y con ganas de charlar, no se paró ni un instante y se dirigió directamente donde estaba él, sus gestos eran rápidos y decididos. Le dio un beso en la mejilla, le cogió el antebrazo y se sentó ante él.



-Qué rincón más bonito te has buscado, me encanta el color de las paredes, este verde agua tan refrescante siempre me ha gustado!


-Sabía que te gustaría. Yo me encuentro muy a gusto pero te aseguro que no es por el color turquesa!

-Ya lo sé tonto! Pero estoy segura que conociendo tus gustos, si pudieras ver también te encantaría!


A muchos diseñadores de espacios los halagaría poder sentir alguna vez este tipo de comentarios sobre los espacios que diseñan y realizan y a la mayoría de personas les gustaría tener esta experiencia en los espacios que usualmente frecuenta.

El diseño de un espacio tendría que tener en cuenta todos los condicionantes para que la experiencia fuera la óptima en cada caso.
El espacio tiene que proporcionar una experiencia y el diseño tiene que considerar la diversidad de recursos que tenemos los seres humanos para captar el entorno y así  brindar una experiencia lo más inclusiva y completa posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.